Carrito

¿Te imaginas el desayuno nutritivo que se prepara solo mientras duermes? ¿Y si encima puede ayudarte a frenar la inflamación desde por la mañana? Si, esta maravilla existe y es una de nuestras recetas favoritas para los días más caóticos en los que no tienes tiempo ni para pensar que quieres desayunar. El procedimiento por la mañana es simple: solo tendrás que sacarlo de la nevera, calentarlo ligeramente en el microondas y disfrutar de su sabor y de sus efectos antinflamatorios. ¡Te presentamos nuestra receta de avena nocturna antiinflamatoria!

¿Y la noche anterior? ¿Como se prepara? Sigue leyendo y descubre paso a paso como hacerte el desayuno la noche anterior siguiendo nuestra receta. 

Avena nocturna antiinflamatoria – El truco para salir volando cada mañana

  • Dificultad: fácil.
  • Raciones: 2
  • Tiempo de preparación: 5 – 10 minutos
  • Tiempo de reposo: al menos 8 horas

Ingredientes 

  • 4 cucharas de copos gruesos de avena
  • 1 taza de bebida vegetal sin azúcares añadidos o leche al gusto
  • Una cuchara de semillas de lino
  • Una cucharita de mezcla Olettie Antiinflamatoria
  • 3 – 4 nueces
  • Toppings al gusto: fruta troceada, trocitos de chocolate puro, coco rallado o semillas, son tan solo algunos de los toppings que nos gusta utilizar a nosotras.

Preparación 

  1. En un recipiente pequeño mezcla la avena, las nueces troceadas, la mezcla Olettie Antiinflamatoria y las semillas. 
  2. Añade tu bebida vegetal preferida o leche al gusto.
  3. Deja en remojo toda la noche (o al menos 8 horas) tapado con un plato (no hace falta meterlo en la nevera).
  4. Por la mañana caliéntalo un poco en una sartén o simplemente ponlo en un bol y añade tus toppings al gusto. Puedes también tomarlo con tu bebida vegetal preferida o yogur natural.

¿Sabías qué? Preparar la avena nocturna, además de comodidad y ahorro de tiempo, tiene otros beneficios. Los cereales (copos de avena) contienen sales de ácido fítico, un antinutriente que dificulta la absorción de algunos minerales tales como el hierro, zinc o calcio. Al dejar los copos en remojo durante toda la noche se activa una enzima llamada fitasa que hidroliza los fitatos, resolviendo nuestro problema con los antinutrientes.

Así que ya sabes, prepara esta receta cada noche antes de acostarte y por la mañana podrás disfrutar de un desayuno con toda las propiedades que necesitas para tener un día estupendo.