Carrito

Tanto para invierno como para verano, las cremas de verduras son siempre una opción fácil, rica y sana para completar nuestro calendario de comidas. Perfectas para introducir cualquier alimento en nuestra dieta sin reparos, te presentamos nuestra crema antiinflamatoria de zanahoria y coco que, además de estar riquísima, te ayudará a reducir la inflamación de tu organismo gracias a las propiedades de sus dos ingredientes principales. ¿Quieres saber cuáles son algunas de las principales? 

La zanahoria:  

  • Es buena para la vista
  • Ayuda a combatir el estreñimiento y el dolor de estómago por su alto contenido en fibra
  • Es diurética
  • Rica en potasio y fósforo

El coco:

  • Tiene propiedades antioxidantes
  • Aporta nutrientes esenciales y minerales
  • Ayuda a eliminar bacterias
  • Combate la retención de líquidos
  • Ayuda a reducir los niveles de colesterol

¿Te animas a preparar esta potente receta? ¡Vamos!

Crema antiinflamatoria de zanahoria y coco – El cóctel de salud perfecto

  • Dificultad: media
  • Raciones: 3 – 4
  • Tiempo de preparación: 20 minutos
  • Tiempo de horneado: 45 minutos

Ingredientes 

  • ½ kg zanahoria
  • 1 cebolleta chalotas
  • Un diente de ajo 
  • 1 cucharada de Olettie Anti-Inflammation
  • ½ litro de caldo de verduras
  • 200 ml de leche de coco densa
  • Opcional: cilantro o perejil fresco
  • Toppings al gusto 

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 220ºC con calor arriba y abajo. 
  2. Pelamos las zanahorias y las cortamos en mitades a lo largo. Las ponemos en una fuente, junto con las cebollas y ajo sin pelar. 
  3. Horneamos durante unos 45 minutos. 
  4. Sacamos las verduras del horno, pelamos las cebollas y el ajo.
  5. Lo colocamos todo en una olla y añadimos el caldo de verduras caliente y la mezcla Anti-Inflammation
  6. Hervimos durante unos 3 minutos, removiendo bien. 
  7. Trituramos toda la mezcla en una batidora.
  8. Añadimos la leche densa de coco y calentamos.
  9. Comprobamos el punto de sal y corregimos si hace falta.
  10. Si sale demasiado denso podemos añadir un poco más de caldo o agua hasta obtener la textura deseada. 

Servimos en caliente y podemos añadir de manera opcional cilantro, perejil u otros toppings como, por ejemplo, garbanzo asado, coco rallado, fruta o pipas por encima. Listo, ¡y a disfrutar!