Carrito

¿Te has levantado con ganas de hincarle el diente a un postre que además de rico sea saludable? Perfecto, la receta de origen británico que te presentamos hoy vuelve locos a los amantes del dulce, y no es de extrañar. ¡Te presentamos el crumble de ciruelas Olettie!

La fruta dulce y caliente, las migas crujientes, hacen que aunque no seas de los que comen ciruelas, disfrutes de todas sus propiedades en un postre para dejar brillante la cucharilla en cada bocado. ¿Estas preparado para vivir este intenso idilio con el sabor?

Crumble de ciruelas – El energizante de origen británico perfecto

  • Dificultad: media
  • Raciones: 7 – 8
  • Tiempo de preparación: 15 minutos
  • Tiempo de horneado: 20 – 30 minutos

Ingredientes 

Ciruelas 

Crumble

  • 6 cucharadas de copos de avena.
  • 2 cucharadas de almendra molida o en laminas.
  • 1 – 2 cucharadas de jarabe casero de dátiles u otro endulzante natural, al gusto.
  • 2 cucharadas de aceite de coco derretido o mantequilla ghee. Opcional: una pizca de canela o 1/2 cucharita de vainilla en polvo.

Preparación

  1. Precalentamos el horno a unos 180 – 200 ºC.
  2. Pelamos y cortamos las ciruelas en trozos grandes. Añadimos canela, mezcla Energy y, de forma opcional, una cucharadita de monk fruit (si lo deseamos más dulce), Stevia o unos 2 dátiles troceados. Mezclamos todo y lo ponemos en un molde para horno.
  3. Mientras tanto preparamos el crumble: en un bol, mezclamos con las manos todos los ingredientes del crumble, creando una masa más o menos homogénea. 
  4. Ponemos el crumble encima de las ciruelas y horneamos durante 20-30 minutos o hasta que el crumble esté dorado.
  5. Servimos con yogurt natural (recomendamos el de coco o de almendra) mezclado con canela.

Seguro que vais a disfrutar tanto como nosotras de esta receta, ¡es una de nuestras favoritas! Si quieres descubrir más no dejes de leer.