Carrito

Encontrar una mermelada nutritiva, sin aromas, sin azúcar, edulcorantes, colorantes ni otros químicos es casi una misión imposible, ¡o lo sería si no estuviésemos nosotras aquí! Y es que nada conformes con las mermeladas que nos venden en los supermercados, hemos probado a hacer nuestra propia receta para darnos un capricho y acompañar con un toque dulce nuestras tostadas o yogures. ¿El resultado? Una mermelada de chía que no te dejará indiferente. 

¿Sus ventajas? La principal es saber lo que estas comiendo, todo ingredientes 100% naturales. ¿Otro punto a nuestro favor? Quien cocina decide. Por ello, puedes probar a combinar las frutas que más te gusten y añadir un toque de nuestro Beauty Boost para potenciar sus beneficios con nuestros suplementos. 

¡Manos a la obra! Sigue leyendo y descubre, paso a paso, como elaborar la mejor mermelada de chía que has probado. 

Mermelada de chía – El toque dulce que no te hará sentir culpable

  • Dificultad: fácil
  • Raciones: 5
  • Tiempo de preparación: 15 – 20 minutos

Ingredientes 

  • 450 gramos de frambuesas o frutos rojos mixtos, frescas o congeladas
  • 2 -3 cucharadas de semillas de chía
  • 1 cucharita de Olettie Beauty Boost
  • Opcional: 2 dátiles, stevia o 1 cuchara de miel si quieres endulzar más

Preparación 

  1. Hierve las frambuesas o frutos rojos congelados con poca agua.
  2. Añade 2-3 cucharadas de semillas de chía, mezcla Olettie Beauty Boost y el ingredientes opcional para endulzar, si quieres. 
  3. Mezcla bien, mete en botes pequeños y guarda en la nevera.

Después de un par de horas o al día siguiente la mermelada está lista para comer. En la nevera aguanta hasta una semana ¡Buen provecho!