Carrito

En 2020 hemos visto cómo el estilo de vida de los niños se ha vuelto cada vez más sedentario. Si a esto le sumamos el bombardeo publicitario de comida poco saludable dirigido al público infantil, la situación se vuelve realmente preocupante. ¿Cómo podemos ayudar a que nuestros hijos desarrollen unos hábitos saludables en alimentación que eviten la obesidad infantil?

El 97% de los alimentos dirigidos a niños no son saludables y propician la obesidad infantil

El sobrepeso y la obesidad a una edad temprana aumentan el riesgo de sufrir enfermedades crónicas. Diversos estudios han demostrado que también está asociado con un mayor riesgo de obesidad en la edad adulta y por lo tanto una muerte prematura.

En 2017, un análisis del contenido publicitario en horario infantil en España concluyó que la publicidad de productos alimenticios dirigida al público infantil

se basa fundamentalmente en la oferta de productos de escaso valor nutricional y en el empleo de recursos persuasivos basados en la fantasía o en la oferta de regalos”.

Además, en 2020 aumentó la exposición infantil a los anuncios televisivos de “comida basura” debido al confinamiento.

Por suerte, el mes pasado el gobierno de España anunció la prohibición de publicidad de alimentos no saludables dirigidos a menores de 15 años a lo largo del 2021.Para poner en marcha esta regulación el departamento ha decretado la implantación del sistema de etiquetado “Nutri-Score”.

La importancia de una dieta saludable para prevenir la obesidad infantil

Sin embargo, ¿es esto suficiente? Evidentemente no. Entonces, ¿cómo podemos prevenir a nuestros hijos? Hay dos variables en la prevención de la obesidad infantil: el ejercicio físico y una dieta sana.

En los niños se recomienda realizar ejercicio físico de manera diaria al menos durante 60 minutos al día, pero una mayor duración de la actividad física será aún más beneficioso.

Para el desarrollo de una dieta sana se recomienda reducir al máximo el consumo de productos ultra-procesados y con grasas saturadas, y consumir productos frescos como frutas y verduras, legumbres, etc. Podemos ayudar a complementar la dieta infantil con la incorporación de superalimentos, como los productos de Olettie Superfoods, que son una forma fácil y 100% natural de aportar a la dieta un alto valor nutritivo gracias a las propiedades intrínsecas de los ingredientes que poseen.

Encontrarás más información sobre nutrición y recetas saludables en nuestro blog. ¡También puedes suscribirte a nuestra newsletter en este enlace para no perderte nada!