Carrito

¿Sabes qué es el sistema inmunitario? ¿Cuál es su función? ¿Cuáles son las causas no genéticas más comunes? ¡Te lo explicamos!

¿Qué es el sistema inmunológico?

Cada día estamos continuamente expuestos a mucosas y organismos que inhalamos, tragamos o que habitan en nuestra piel. Estos organismos pueden causar, o no, enfermedades, dependiendo de dos cosas: su patogenicidad y nuestros mecanismos de defensa.

El sistema inmunitario es el conjunto de los mecanismos de defensa de nuestro cuerpo: órganos linfoides, células, factores humorales y citocinas, que actúan de forma interactiva para luchar contra estas amenazas.

¿Qué es la inmunodeficiencia?

La inmunodeficiencia es un estado patológico en el que el sistema inmunitario no cumple con el papel de protección que le corresponde, dejando al organismo vulnerable a la infección. La inmunodeficiencia puede dar lugar a infecciones graves, hiperactividad en enfermedades alérgicas y enfermedades autoinmunes en nuestro organismo.

Causas no genéticas de la inmunodeficiencia

Según un estudio sobre los efectos del estrés en los sistemas de defensa del Journal of Medicine and Life, la relación entre el estrés y el sistema inmunológico es relativa. Se ha observado que un nivel de estrés agudo incrementa la resistencia a la infección; sin embargo, si el estrés es crónico, el organismo se vuelve más vulnerable a las infecciones. Parece ser lógico: en el caso del estrés agudo, el cuerpo moviliza todas sus defensas naturales para deshacerse de la amenaza de la infección, y, en el caso del estrés prolongado, el cuerpo ya no da abasto con las defensas naturales.

El sistema inmunitario provee de una barrera de protección que permite identificar y actuar de dos maneras distintas: eliminando patógenos y tolerando organismos no amenazantes. Como se muestra en el estudio Alimentando el sistema inmunológico, publicado por la Universidad de Southampton, la edad afecta a la competencia inmunológica, siendo más susceptible a la infección a una edad muy temprana (en el primer año de vida) y a una edad avanzada.

El sistema inmunitario provee de una barrera de protección que permite identificar y actuar de dos maneras distintas: eliminando patógenos y tolerando organismos no amenazantes.

Otro factor a tener en cuenta es la desnutrición.

Por un lado, una alimentación adecuada predispone el sistema inmunitario para ofrecer una respuesta ante los organismos externos. Por otro lado, la propia respuesta inmune a una infección puede alterar por sí misma el estado nutricional y alterar la composición corporal. Es decir, necesitamos una nutrición adecuada para prevenir y también para curar enfermedades.

Lo mejor es basar tu alimentación en alimentos naturales ricos en sales minerales, vitaminas y otras sustancias activas: frutas, verduras y también hierbas y especias anti-inflamatorias (cúrcuma, pimienta, jengibre, cayena…).

Por un lado, una alimentación adecuada predispone el sistema inmunitario para ofrecer una respuesta ante los organismos externos. Por otro lado, la propia respuesta inmune a una infección puede alterar por sí misma el estado nutricional y alterar la composición corporal. Es decir, necesitamos una nutrición adecuada para prevenir y también para curar enfermedades.

En resumen, las causas no genéticas más comunes son:

  • El estrés crónico
  • La edad
  • La desnutrición

¡Así que ya sabes! Encuentra un momento todos los días para relajarte y cuida tu dieta con ingredientes naturales y nutritivos. Y como nuestra labor en Olettie es que cumplas con tu objetivo de tener una alimentación más saludable, hemos diseñado nuestras mezclas. ¿Quieres agregar una dosis extra de los nutrientes necesarios para potenciar las respuestas inmunitarias de tu cuerpo?