Carrito

¿Te encanta el queso, pero intentas limitar los lácteos? Tenemos la receta perfecta, libre de lácteos y 100% saludable: queso vegano antiinflamatorio.

Seamos sinceros, ¿a quién no le gusta el queso? Seguramente, solo a una pequeña minoría de la población. Esto no solo se debe a su aroma único, sino también a que se ha demostrado que el queso puede ser adictivo. La responsable es la caseína, una proteína de la leche que, durante la digestión, libera una sustancia denominada casomorfina, de efecto opioide, que produce cierto tipo de adicción. Entonces, si te encanta el queso pero estás intentando limitar (o dejar) los lácteos, se complica la cosa, ¿verdad? Te comprendemos… ¡Y tenemos la solución que a nosotros nos sirvió de gran ayuda en nuestro camino hacía la consecución de un recetario un poco más vegano! 😊

RECETA PARA PREPARAR QUESO VEGANO ANTIINFLAMATORIO

Raciones: 1 | Tiempo de preparación: 10 minutos

Ingredientes del queso vegano antiinflamatorio:

  • 1 taza de anacardos (remojados 4-8 horas en agua para triturarlos más fácilmente)
  • Agua
  • Un poquito de zumo de limón o vinagre de manzana
  • 1 cucharada de Olettie Antiinflammation
  • Al gusto: sal, pimienta, pimentón, ajo en polvo, hierbas y especias naturales
  • Opcional: probióticos
  • Opcional: 3 cucharadas de levadura nutricional

¿Cómo preparar el queso vegano?

  1. Escurrimos los anacardos remojados y los ponemos en una batidora o un procesador de alimentos.
  2. Añadimos un chorrito de agua, zumo de limón o vinagre de manzana y trituramos con paciencia, de vez en cuando removiendo la pasta que estamos obteniendo. Agregamos especias al gusto, la mezcla Antiinflamatoria y, opcionalmente, la levadura de cerveza (se puede comprar en herbolarios) y el contenido de la cápsula de probiótico (no añadimos la cápsula, solo el contenido). Volvemos a batir.
  3. Añadimos un poco más de agua si es necesario. La masa debería quedar densa y cremosa.
  4. Si no has añadido el probiótico… ¡el untable está listo! Aguanta una semana en la nevera (lo ideal es tenerlo en un recipiente de cristal o de madera).
  5. Si decidiste añadir el probiótico y disfrutar de las propiedades beneficiosas de los productos fermentados, simplemente guarda la masa en un recipiente de cristal o madera (con tapa) y déjalo a temperatura ambiente (unos 20-25º) durante 24 horas en la encimera de la cocina para que los probióticos empiecen a hacer su trabajo. Pasadas las 24 horas, estará listo. Guárdalo en la nevera, ¡aguanta hasta 2 semanas!

¡Es brutal!